Restituyendo principios

 

Ahora que venimos de casi dos años de convulsión política, es momento de reordenar.

Después de toparnos con la realidad que, al menos a un servidor, no entraba dentro del imaginario, en la que el ejecutivo tuviera la desvergüenza de anular al legislativo a base de vetos, tantos como en el resto de nuestro tiempo de democracia, es momento de replantear como y porque hemos llegado hasta aquí. A esta situación anómala en una democracia seria, se le une el inmovilismo del PSOE al cual, después  de la campaña de primarias, se le presuponía abanderado de un vuelco politico, no solo no ejerce una oposición activa si no que sirve de paraguas para las políticas nefastas de la banda criminal que está en el gobierno. Para rematar todo con la guinda catalana, dicho proceso ha tenido un efecto sorpresivo de exculpación de los causantes para recaer la responsabilidad en el único grupo que aboga por una solución.

Teniendo en cuenta todo lo anterior sumado al entorno hostil en medios de desinformación, ha desembocado en un gasto energético en defendernos de medias verdades, mentiras enteras y posiciones políticas cínicas, con marcado carácter antisocial y prooligárqicas, haciéndoles el juego por no poder dedicar el esfuerzo que se merece a explicar pedagógicamente la dignidad de nuestro proyecto de país y nuestra filosofía.

Por eso debemos reagrupar nuestros recursos, aquí me refiero a militantes simpatizantes en redes, para devolver la ilusión por un país digno con y para sus gentes. En mi opinión debemos reforzar la idea de que la dignidad pasa por reformularnos las preguntas que devinieron la convivencia de estos últimos 40 años, para llegar a conclusiones y principios que nos lleve a una refundación del marco legal y social en el que convivimos. A su vez debemos admitir que solo desde una victoria clara en las urnas, podemos llegar a un punto en el que la podredumbre administrativa actual pueda ser arrinconada y finalmente extirpada de nuestra clase política. Debido a esto no solo debemos ahondar en nuestros principios y propuestas si no dar la máxima repercusión y condena a todas las actitudes, posiciones políticas y escándalos que surjan, de los cuales ya sabemos no van a dar cuenta los medios politizados de información.

 

Para ello sería interesante que, después de las elecciones catalanas, recogieramos las propuestas, tanto de nuestro programa como de las proposiciones hechas en el Congreso, volviendo a darles visibilidad e intentando ahondar en el debate de las mismas y la explicación a los que aún no las comparten.

 

Una lucha desigual como la que vivimos hoy en día solo se supera con la razón y muchísima perseverancia, dentro de la unidad y la clara distinción de unos principios y objetivos comunes.

 

Para un futuro mejor, luchemos por el raciocinio hoy, eduquemos a nuestros hijos en el pensamiento libre y demos una oportunidad de que por una vez el estado cumpla con la función que se le presupone, disponer un escenario propicio para el mejor nivel de vida posible de sus ciudadanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s